martes, 11 de marzo de 2014

Nº 22. Una visión nuestra del Hombre

                                               



Estamos en sintonía con todo aquel que se abre a nuestra presencia. Hemos colocado naves de sintonía y sincronizadores telepáticos en todos los rincones de la Tierra. Es por este motivo que sabemos cuanto ocurre en cada rincón de vuestro planeta. Nada se nos escapa. Es muy simple para nosotros sincronizar nuestros “radares” energéticos con los cerebros humanos. Lo que para vuestra ciencia puede parecer aún ciencia ficción, es una realidad y juego de niños para nosotros, pero lejos de tomarlo como un “juego”, es nuestra tarea hacerlo, porque de no tener un conocimiento certero de la vida del hombre de superficie no podríamos saber cómo actuar y qué hacer en cuanto al servicio evolutivo se refiere, y para eso estamos.
Poseemos una red sincronizada de naves alrededor de vuestro planeta, y algunas están en posiciones claves muy especiales, por ejemplo en los sectores de los gobiernos nacionales, donde se toman las grandes decisiones que pueden tanto favorecer como entorpecer la vida y la evolución. Es nuestro deber, por lo tanto, monitorear esos sectores como así también intervenir con acción firme y clara cuando la situación lo requiere, no quedando otra salida.

Entiéndase bien: No estamos en la Tierra para interferir en los problemas del hombre, sino para acompañarlo, respetando siempre sus decisiones; pero cuando esas decisiones ponen en riesgo la vida humana y del planeta, tenemos no sólo el derecho, sino la obligación de intervenir defendiendo lo que el hombre no ha sabido defender y preservando así al planeta.
Os decimos esto porque vemos que vuestra humanidad camina irremediablemente hacia un agujero oscuro y sin salida por sus nefastos pensamientos y equivocadas elecciones. Vuestros gobiernos mundiales fijan sus mentes en el dinero y las ganancias materiales en detrimento de la vida, y estas acciones están deteriorando rápidamente el delicado sistema ecológico en vuestro planeta. Nos referimos a la explotación desenfrenada e inconsciente de petróleo y la quema de carbón para la obtención de energía, sistemas que ya podrían haber sido superados porque vuestra ciencia ya conoce el camino de la energía limpia. Sin embargo políticas sin alma tomadas por los reyes del odio en la Tierra están perjudicando la vida, siendo causa de la gran contaminación de las aguas globales y la raíz de la desaparición de tantísimas especies de vida que dejan de existir por muchas razones asociadas a esa inconsciencia atroz.

Estáis en un tiempo clave para el DESPERTAR, se os dijo, pero cierto es también que estáis en un tiempo de profunda crisis mundial, al borde del caos, y no lo veis.
Existen entre vosotros hermanos que se ocupan de dar a conocer estas cosas, pero el hombre en general parece un zombi, sin vida ni aliento vital, que solo sigue el perfume de sus deseos personales e intereses mecánicos, sin cuestionarse nada más. El hombre “dormido” no ve que vive en un planea que es Su Casa. Para muchos, la Tierra lejos de ser sentida como el Hogar, al cual habría que cuidar y amar como tal, es tomada como un gran “cesto de basura” donde se pueden arrojar los desperdicios de todo tipo, no sólo los desechos materiales producto de una vida consumista, sino los desperdicios y la mugre astral y mental que el hombre medio deposita en su medioambiente. Esta es una realidad ante nuestra vista y ante la vista de todo aquel que pueda ver en esos planos más sutiles.
Las emociones de violencia y odio, las bajas astralidades de incomprensión, deseos lujuriosos y de todo tipo y los pensamientos nefastos y faltos de principios éticos, son desechos que la Tierra recibe diariamente en su esférico cuerpo. Pero claro está que como no veis esto con vuestros propios ojos, tendéis a pensar que estas cosas no existen o que no son así, como lo explicamos.

La Tierra os soporta porque el Ser Planetario está lleno se COMPASIÓN, es por ello que acepta y tolera a esta humanidad, porque de no ser por su gran COMPASIÓN y AMOR ya hubiese terminado con ese tejido humano cancerígeno que consume Su oxígeno vital y devuelve tan solo “anhídrido carbónico”. Interpretad lo que se os dice.
Esta transmisión porta otra clave, otra faceta de lo que es el hombre para la vida planetaria, para que toméis consciencia de vuestros actos y pensamientos y os coloquéis en una verdadera posición de servicio al planeta. Hemos dado pautas para que despejéis las “nubes” de vuestro cielo mental y desanudéis vuestro corazón. Sino os ponéis a trabajar en vosotros mismos a diario, seriamente, no seréis más que de ese montón al cual hemos tenido que llamar, desafortunadamente, “zombis”.
Quien no despega de su ceguera y no quiere progresar sino dormirse en los placeres… Ojalá pudiésemos nosotros encontrar un adjetivo merecido que parezca más “liviano”, pero esta es la realidad que vemos y la expresamos con la crudeza que se presenta ante nuestra vista.

Estamos en vuestro planeta para ayudar a servir, sí, pero sólo a quien desea realmente y de corazón ser ayudado; y vemos que es tan solo una minoría la que está en tal condición privilegiada: la de querer cambiar y pedir ayuda.
Volvemos a decir que nosotros respetamos el libre albedrío humano. No podemos intervenir en vuestras decisiones. Cada hombre crea su realidad, y el hombre en su conjunto, como humanidad, debe crear su presente y su futuro. Lo que no puede ni podrá hacer es cambiar el destino hacia donde la Tierra se dirige:

LA ASCENSIÓN SOLAR PLANETARIA

Esta realidad no puede ser cambiada y sólo los que califiquen vibracionalmente y sean capaces de crearse una realidad a esa medida, podrán pasar ‘la gran prueba’ y cambiar de conciencia.
Amados sois. Amada es la humanidad y la prueba está en que aún seguís vivos!

PUENTE LUZ
2-06-12.-  22hs





1 comentario: